Podólogo Sevilla - Cita Previa: 954 639 506 / 644 900 070 info@podovita.com
Todo lo que necesitas saber sobre el pie cavo

Todo lo que necesitas saber sobre el pie cavo

¿Qué son los pies cavos?

Se caracteriza por un exceso de la altura de la bóveda plantar, lo cual hace que tenga más arco de lo habitual. Puede acompañarse de la desviación del eje hacia el interior y exterior, o mantenerse neutro.

Les caracteriza la potencia muscular y la cantidad de retracción.

¿Qué los provoca?

Se asocian a problemas en el desarrollo del sistema neuro-músculo-esquelético, pudiendo aparecer en casos aislados asociados a otras enfermedades sistémicas.

En general, nacemos con los pies planos. Comienza a formarse las estructuras cuando comenzamos a dar nuestros primeros pasos. El pie es una de las estructuras que antes se forma. La principal función del arco del pie es absorver impactos por este motivo es importante que se genere hasta su posición anatómica y fisiológica, lo que hace un arco más flexible. Es esta misma flexibilidad la que ayuda a que el arco del pie se mueva y articule de manera correcta.

¿Qué tipos de pies cavos existen?

Tipos de Pie Cavo

Existen diferentes tipos de pies cavos. Para determinar la cantidad de desviación existente en el talón, se utilizan diferentes instrumentos de medida. Con estos, podemos determinar si el pie cavo es:

  • Neutro
  • Varo
  • Valgo

También pueden clasificarse en función de cantidad de inclinación que genera en la zona posterior o delantera del pie.

En podología usamos varios test biomecánicos para analizar la movilidad del I metatarsiano y saber así como afectará a la biomecánica del pie cavo.

¿Cómo se realiza su diagnóstico?

Pie Cavo

Existe un sistema de análisis de la huella realizado con plataforma de presiones.

En nuestra consulta contamos con la nueva plataforma T-Plate Premium que nos ayuda a ver la pisada en estática y dinámica. De esta manera podemos valorar que reparto de carga hace el pie y si fuese necesario el uso de ortosis plantares (plantillas) nos ayudará a realizarlas más personalizadas y adaptadas a las necesidades del paciente.

¿Cómo nos afecta el pie cavo a nuestra salud?

El pie cavo tiene dos puntos de apoyo; zona metatarsal y zona del talón. Por esta razón sufren mucho de callosidades y metatarsalgia, debido a la sobrecarga en estas zonas.

Es un pie muy inestable, lo cual puede llevarnos a esguinces de tobillos y lesiones de rodillas.

Una de las patologías más conocidas y tratadas en consulta provocadas por el pie cavo es la fascitis plantar.

La posición que mantiene le produce un aumento importante de la tensión de la fascia plantar.

¿Cómo tratarlo?

Normalmente el pie cavo no se puede corregir,  pero hay que saber que si se establece un buen diagnóstico y tratamiento a tiempo, podemos actuar sobre los factores de progresión.

Nuestro objetivo con dicho tratamiento es frenar el desarrollo y la evolución del pie cavo.

Es muy importante realizar estudio biomecánico para un diagnóstico y en el caso que fuese necesario tratar esta patología por profesionales. Así evitaremos lesiones futuras y mejoraremos su calidad de vida. En el caso de deportistas o personas con actividad física deportiva  sería aún más conveniente realizar cuanto antes dicho estudio para poder disfrutar de un deporte libre de lesiones y mejorar su rendimiento deportivo.

Pida su cita ahora en nuestra clínica de podología en Sevilla y le realizaremos un completo y avanzado estudio sobre su pisada. 954 63 95 06 – Calle Afán de Ribera, 99, 41006 Sevilla

Los pies en la Danza

Los pies en la Danza

Si pensamos en danza se nos viene a la mente la imagen más característica, unos pies apoyados sobre las puntas de los dedos.

La danza es una forma de expresión que utiliza como instrumento su propio cuerpo y logra una modelación. La danza se caracteriza por movimientos muy enérgicos y por las posiciones extremas que realiza el bailarín con sus pies.

La danza académica reposa sobre las 5 posiciones fundamentales que definió Bauchamps, en el Siglo XVI, y a las que Serge Lifar añadió, en el Siglo XX, otras dos: la 6ª y la 7ª:

Primera Posición: Los pies están completamente apoyados en el suelo, los talones en contacto y las puntas hacia afuera.
Segunda  Posición: Los pies se giran igual que en la primera posición pero con las piernas algo separadas.
Tercera Posición: El talón de un pie se pone contra la parte central del otro.
Cuarta Posición: Los pies se cruzan de modo que el talón de un pie se encuentre a la misma altura que los dedos del otro y viceversa. Se debe dejar un espacio entre los pies.
Quinta Posición: Los pies se cruzan de modo que le talón de un pie toque el dedo del otro y viceversa.
Sexta Posición: De pie, con las bases de los dedos gordos tocando el suelo y los talones ligeramente separados.

POSICIÓN “EN DÉHORS”

En algunos estudios se ha observado que cuando el pie del bailarín pasa de 6ª posición  a la 1ª o 5ª, cambia el tipo de apoyo y pasa a mostrar menor contacto de su superficie plantar con el suelo.

Esto también lleva al cambio de los músculos participantes (plantares, perineos..) También se ha estudiado como el músculo abductor del I dedo tiene una mínima actividad en esta posición.

Esto tiene consecuencias importantes ya que la articulación metatarsa-falángica de I y el arco interno son más inestables y esto hace que el I dedo tienda a desviarse en valgo.

MEDIA PUNTA

En esta posición la carga se dirige de manera importante hacia el antepié

Existe un estudio donde se mide el esfuerzo de compresión que soportan las estructuras osteoarticulares en dicha posición  del pie. La musculatura hace enorme trabajo para mantener los arcos plantares y estabilizar el tobillo en esta posición.

EN RELEVÉ

La mayor parte del peso carga sobre las cabezas del I y II metatarsiano. Durante el temps levé, se aprecia que la cabeza de I meta y la región de la I articulación metatarso-falángica suele ser la primera que contacta con el suelo en el impulso y recepción del salto.

Esto hay que tenerlo en cuenta para comprender las patologías que pudiesen aparecer (sobre carga de Ia articulación metatarso-falángica y de las cabezas de los metatarsianos).

LA PUNTA

Esta posición soporte peso sobre I y II dedo. Esta manera de distribuir la carga hace que la morfología del antepié se vea influenciada para adaptar el apoyo.

Algunos estudios realizados observan que en bailarines es más común los pies cuadrados con un 67%. Le sigue con un 26% los egipcios y con un 8% los pies griegos.

Es muy común en pies egipcios la presencia de Hallux Valgus (desviación en varo del I metatarsiano y valgo del I dedo). Influye la forma de la zapatilla y trabajo sobre la punta.

Los dedos en garra son más frecuentes en tipo griego. A esto les influye muchos más factores que en el Hallux Valgus. Algunos de ellos son; factores genéticos, el calzado utilizado, la propia morfología ósea y articular entre otros.

Al realizar Rx se observa en los pies de los bailarines como el antepié se ha adaptado a la posición de punta, hipertrofiando los metatarsianos para que éstos soporten mejor la carga.

Las sintomatologías más comunes en bailarines son los esguinces de tobillo, sobrecarga musculares, dolor en planta del pie (arco, talón o zona metatarsal), uñas encarnadas, bursitis y rozaduras entre otros.

Es importante realizar visitas periódicas a un profesional para revisión de sus pies. Éste le realizará un correcto corte de uñas y eliminación de callosidades, revisando así que no exista ningún tipo de anomalía. Sería conveniente también realizar un estudio de la huella y pisada, en estático y dinámico para valorar el uso de soportes plantares .

Recuerde que si desea un estudio exhaustivo, puede visitar nuestra clínica de Podología en Sevilla. Estamos en el Cerro del Águila, Calle Afán de Ribera, 99. ¡Le esperamos!

Rugosidad en agua

Rugosidad en agua

¿Sabes por qué tus dedos de pies y manos se arrugan tras una exposición prolongada de agua?

Pies arrugadosNuestro cuerpo tiene varios mecanismos de defensa o reacción ante diferentes factores externos y éste es específico de la dermis.

La piel tiene una capa grasa llamada sebo. Esta capa es la encargada de hacer el efecto impermeable. Se le llama así a este efecto, porque como podemos comprobar, las gotas de agua nos resbalan sobre ella.

Cuando hay una exposición prolongada en el agua, la capa seborreica se elimina temporalmente y la piel comienza absorber agua en pies y manos, es por esto que comienzan a aparecer rugosidades.

Algunos estudios han analizado el por qué esta reacción de la dermis, pero aún hay mucha incógnita. Hay algunos motivos ya expuestos como:

Pies arrugadosEvitar el deslizamiento: Algunos estudios creen que es el Sistema Nervioso Central el encargado de provocar esta rugosidad. No es más que una reacción autonómica del cerebro que nos permite agarrarnos a las superficies húmedas. Cuando esta rugosidad aparece, como las manos húmedas es más seguro agarrar objetos y con la planta de los pies evitar deslizamientos al caminar.

Otros estudios dicen que en pacientes con patologías de Sistema Nervioso esta reacción es mínima.

La humedad macera la piel y aumentan las posibilidades de contagio de virus, hongos o bacterias, pero no por ello existe peligro por el exceso de rugosidad.

Otra curiosidad que quizás haya notado, es que esta reacción se produce antes en agua dulce que salada.

Si quieres estar al día de curiosidades como ésta, te sugerimos que le des «me gusta» a nuestra página de facebook en ella subimos constantemente contenido relacionado con nuestra clínica de podología en Sevilla y noticias y tips interesantes como éste.

¡Te esperamos!

Cuida y fortalece tus pies sin salir de casa

Cuida y fortalece tus pies sin salir de casa

FORTALECER PIESMantener los pies fuertes y flexibles con una rutina de ejercicios es importante para evitar posibles lesiones. Además esto constituye la base de nuestra actividad diaria y son los que van a condicionar nuestro rendimiento.

Pasamos más de la mitad de nuestra vida de pie y también casi la totalidad del día con los pies metidos en un calzado, que acaba limitando en cierto modo la estimulación de estos.

Desde PODOVITA queremos dejaros algunos de los ejercicios que te ayudarán a conseguir mantener la musculatura y articulaciones en un mejor estado, ganar flexibilidad y múltiples beneficios más, entre ellos:

  • Reducir el dolor de pie y tobillo.
  • Mejorar equilibrio.
  • Ganar rendimiento deportivo.
  • Mejorar la salud en general y de nuestros pies que son quienes soportan toda la carga de nuestro cuerpo.

Es importante antes de comenzar a realizarlos, acudir a un podólogo en Sevilla que le realice un estudio previo. De esta manera, podrá saber si su pie está preparado para dichos ejercicios y en el caso que fuese necesario, el profesional podrá ayudaros a añadir o quitar algunos ejercicios si fuese necesario para su patología.

Como cualquier otra actividad, se comienza por un calentamiento previo para que la sangre fluya.

  1. Separación de dedos: Acomódate en una silla con tus pies sobre el suelo, realizamos movimientos separando los dedos hasta donde te sea cómodo. (Mantener durante 7 segundo/ repetición 10 veces)
  2. Rotación: Sentado/a, dejando los pies al aire hacer círculos con los mismos poniendo conciencia en cada musculo. Repetir con cada pie hacia un lado y otro.
  3. Extensión y flexión: En la misma posición anterior, hacer movimientos (puntas y flex). Así varias veces repetidas y una vez terminado con un pie retomar con el otro.FORTALECER PIES
  4. Extensión dedo del pie: Sentado/a coloca el pie que va a realizar el ejercicio en el muslo contrario. Agarra los dedos (sin olvidar el I) con una mano y tira de ellos hacia el tobillo, hasta sentir el estiramiento en la zona del puente y talón del pie. Mientras tanto, masajea el arco del pie con la otra mano. (mantener 10 segundos /10 repeticiones)
  1. Fortalecer músculo superior de dedos: Sentado/a mantener los pies de puntillas, tan solo las puntas de los dedos rozan el suelo. Manteniendo los talones lejos del suelo, comenzar movimiento hacia arriba y abajo con los dedos. De esta manera la parte superior de I y II dedo tocan el suelo. (mantener 5 segundos / 10 repeticiones).
  2. Fortalecer músculos parte superior de pies y dedos: Sentado/a coloca una toalla en el suelo frente a tus pies. Coloca los dedos en la toalla y agarrándola con ellos tira de la toalla hacia a ti. (Repetir 7 veces con cada pie).
  3. Relaja y estabiliza los pies: Caminar de puntillas durante un periodo breve de tiempo.
  4. Estiramiento plantar: Consiste en ponerse de cuclillas y echar todo el peso sobre los dedos de los pies. Ayudaros de las manos si perdéis el equilibrio. Aguantar la postura durante 2 minutos aproximados.

Con esta rutina lograréis una mayor fortaleza, flexibilidad y movilidad.

No solo basta con estos ejercicios, también queremos recordaros la importancia de cuidarse con una buena higiene, alimentación y revisiones podológicas.

Pide cita ahora en nuestra Clínica de podología en Sevilla y, además de revisar tus pies te daremos buenos consejos para fortalecerlos y cuidarlos durante toda tu vida. ¡Te esperamos!

El pie en el envejecimiento

El pie en el envejecimiento

Los especialistas recuerdan que los pies también sufren las consecuencias del paso del tiempo.

A lo largo de la vida, daremos los suficientes pasos como para dar la vuelta al mundo cuatro veces. Esto quiere decir que nuestros pies han soportado bastante carga.

Aparecen varios problemas en la piel a causa de menor producción de colágeno, disminución de células, menos grasa debajo de la capa de la piel, problemas circulatorios, etc.

Los problemas que sufre la piel más comunes en consulta son:

 

PIEL SECA:

El sudor de la mujer suele reducirse a partir de los 40 años y el del hombre a los 45 años.

En el envejecimiento ya no se suda, por lo tanto la piel se encuentra muy seca y las patologías del pie se desarrollan con mayor facilidad.

Además, la pérdida del tejido adiposo de grasa en la planta del pie puede contribuir a una mayor sensibilidad al dolor debido a la pérdida de amortiguación.

QUERATOSIS SABORREICA:

Llamamos así a lesiones benignas oscuras de la piel por la mala circulación.

Esta lesión causa generalmente picazón.

QUERATOSIS DE ESTUCO.

Esta es otra lesión cutánea común en el envejecimiento. Estas suelen ser de color de la piel más claras y se presenta en la parte superior de los pies y áreas del tobillo. Es importante acudir a consulta donde su podólogo/a le recomendará el tratamiento tòpico necesario para su curación.

Sin duda una de las zonas más afectadas por el envejecimiento son las uñas de los pies.

Éstas se vuelven más gruesas debido a cambios hormonales, hipertioidismo y problemas circulatorios. Es muy común que terminen con micosis (hongos) y onicodistrofia (deformidad en la uña).

Además de estos cambios en la piel, también aparecen enfermedades osteoarticulares como la gota, artrosis, artritis reumatoides, enfermedades cardiovasculares como insuficiencia cardiaca, enfermedades endocrinometabolicas como insuficiencia renal crónica, hipotiroidismo, diabetes millitus, etc. Todas estas de una manera u otra afectan en los pies.

Dentro de este grupo, es necesario destacar por su importancia, que pueden aparecer rápida sucesión y darse el conocido pie diabético.

En este tipo de pie, nuestros profesionales en podología y biomecánica encuentran dos problemas: por un lado el déficit de aporte sanguíneo (lo que dificulta la cura de cualquier herida) y por otro lado el déficit de sensibilidad (lo que aumenta el riesgo de poder generarse una úlcera y osteomielitis que en algunas ocasiones si no son tratadas a tiempo pueden terminar en amputación.

El desarrollo silencioso de la neuropatía ocasiona la mayor parte de problemas en el pie del diabético, sobre todo por la pérdida de sensibilidad, que puede provocar lesiones como traumatismos, roces o quemaduras que el paciente no note.

De ahí la importancia de acudir a clínica podológica que le haga la prueba de sensibilidad cada cierto tiempo. Es muy común la afectación osteoarticular.

La artrosis afecta a todos los cartílagos del organismo sometidos a presión. Un estudio dice que lo padece el 10% de los homnres y 16% de mujeres mayores de sesenta años. La degeneración del cartílago articular es la primera modificación. Después la región ósea se ve afectada por una descalsificación.

La artrosis metatarsofalángica, se observa en personas de mas de sesenta años. El paciente refiere dolor al caminar y calmado durante el reposo. En la radiografia de estos casos, se puede observar la cabeza del I metatarsiano presenta desgaste y osteoporosis.

Nuestros consejos podológicos:

Acudir periódicamente al podólogo/a para garantizar el buen estado de sus pies realizando tratamiento de quiropodia. Este tratamiento consiste en eliminar callosidades, corte y fresado de uñas, helomas (callos), onicocriptosis ( uña encarnada), etc.

Hay que dar importancia a pequeñas lesiones que pueden convertirse en problemas mayores si no son tratados bien y a tiempo.

Contraindicamos el uso de callicidas. Estos contienen ácidos muy potentes pensados para eliminar el heloma pero que en muchos casos terminan provocando quemaduras que se pueden infectar o incluso úlceras.

Mantener la hidratación en los pies es muy importante para evitar lesiones. Realizar estudio biomecánico puede ayudar a pacientes mayores en su calidad de vida.

Va a compensar la pérdida de tejido adiposo, dará una mayor estabilidad a la marcha y generará un correcto reparto de presiones en la planta del pie evitando puntos de presión que generen callosidades u otras lesiones.

Son muchos los dolores de rodillas, caderas y espalda que se mejoran con los soportes plantes personalizados y adaptados a las necesidades de cada paciente.

Hay que añadir que en algunos de los casos tanto deformidades óseas como juanetes, dedo en garra, onicocriptosis (uña encarnada) que le supone una gran dificultad al paciente, cabe la posibilidad de realizar intervención quirúrgica. Hoy nuestras cirugías podológicas tienen muy buenos resultados y acaban con el problema.

Ante cualquier dolencia no dude en acudir a nuestra consulta de Podología en El Cerro del Águila.

Consejos Podológicos para los usuarios de Botas de Seguridad

Consejos Podológicos para los usuarios de Botas de Seguridad

Son muchos los sectores profesionales que utilizan el calzado llamado “ de seguridad”.

Se caracterizan por ser rígidos, pesados, no transpirables y muchos incluso en la zona de la puntera llevan una protección de metal.

EPI¿Qué problemas dan a los pies?

Este tipo de calzado puede ocasionar diferentes problemas y dolencias en nuestros pies, en Podovita os nombramos los más importantes:

  1. Soportar mucho tiempo de pie el peso de estas botas pueden generar dolor en talón como fascitis plantar o talalgia.
  2. Por lo general estas botas evitan que el pie transpire, lo cual da mucha mas sudoración que puede ocasionar hongos.
  3. La rigidez que presentan, sobre todo en la zona de la puntera, puede provocar lesiones en las uñas como hematomas u onicocriptosis (uña encarnada).

La rigidez impide también la movilidad del tobillo y pie pudiendo provocar tendinitis y fatiga muscular.

Es muy importante que si sientes cualquiera de estos síntomas te pongas en contacto cuanto antes con tu podólogo de confianza para empezar a tratarlos. Cuanto más retrases su prevención o cura, peor seguirán siendo los problemas.

Consejos podológicos:

Calzado de Seguridad¿Cómo podemos prevenir estos problemas o solucionarlos?

  • Elegir el calzado menos pesado y de materiales naturales para conseguir una mejor transpiración.
  • Airear cada día y desinfectarlas al menos una vez a la semana.
  • Cuando vamos a elegir una bota de seguridad, probar que la anchura nos permita movilidad.
  • Acudir a revisiones podológica periódicamente para poner pies a punto y revisar si hubiese alguna lesión o anomalía.

Como siempre, en Podovita tenemos a su disposición un equipo de Podólogos profesionales en Sevilla que podrán ayudarle a solucionar cualquier tipo de dolencia o molestia en sus pies.